El teletrabajo en la región América Latina y el Caribe

(version française)

(english version)

 

La región de América Latina y el Caribe se vio afectada por el COVID-19 en casi todos los países a partir del mes de marzo 2020. Al día de hoy todos lo están. La mayoría de los gobiernos dieron la orden de entrar en distanciamiento social (cuarentena).  Cerrando las fronteras y aeropuertos, cerrando las escuelas, universidades y comercios. Posteriormente las medidas se han ido intensificando decretando inmovilizaciones obligatorias, toque de queda por las noches dependiendo del estado de emergencia sanitaria que enfrentan. El uso de mascarillas se ha vuelto obligatorio en muchos países

La pandemia y el coronavirus están planteando una nueva realidad, con mucha incertidumbre, cambios constantes que nunca antes hemos vivido, esta situación la atraviesan todos los países.

Aún con las serias limitaciones de los sistemas de salud en nuestra región confiamos en los equipos profesionales de la salud y los estados, quienes están enfrentando esta pandemia con el mayor esfuerzo y coraje.  Aplicando planes de apoyo social para los sectores más vulnerables de acuerdo a las posibilidades de cada país.

El personal de las Oficinas y proyectos en la región de América Latina y el Caribe se encuentran libre de COVID-19 y estamos todos en teletrabajo.  El esfuerzo es remarcable pese a que las condiciones no son las mejores, sobre todo para los/las colegas que tienen hijos pequeños o familiares a cargo. Hay que trabajar, cuidar la salud de la familia, acompañar a los hijos con la tele educación, comprar provisiones y todo ello en una misma jornada. Y si el tiempo lo permite, disfrutar de los tan necesitados momentos de ocio.

Hemos convertido nuestros hogares en lugares de trabajo poder realizar las jornadas de trabajo y en muchos casos la ergonomía, el equipamiento informático inadaptado, la interrupción de los servicios eléctricos y de internet generan stress en los colegas por no poder cumplir con las entregas de trabajo en los tiempos establecidos.  A esto hay que agregarle un enfoque meramente productivista durante las primeras semanas de la cuarentena resultando en una sobrecarga excesiva y la falta de coordinación.  Hemos vivido días de trabajo muy largos pasando de una reunión virtual o webinar, respondiendo y rellenando múltiples encuestas, formularios.

No obstante, a ello, saludamos la profesionalidad y compromiso de todo el personal de la región que no ha cesado ni un momento de brindar su mayor esfuerzo para que el mandado de la OIT se cumpla de la mejor manera posible. También a los comités de cada oficina por el trabajo realizado y la coordinación con el delegado regional. Se han logrado cosas impensables en tan poco tiempo y en circunstancias muy poco favorables. El mayor reconocimiento es ver que nuestros mandantes aprecian nuestro trabajo y les resulta útil.

El Director Regional, el Jefe de los Servicios Administrativos Regionales y nuestra oficial de RRHH Regional se han reunido de manera virtual con la Delegada Regional para intercambiar el estado de situación del personal y los diversos escenarios que se están presentando.

Las condiciones de trabajo actuales sin dudas dejarán huellas y confiamos en que la Dirección y los trabajadores saquemos conclusiones y estemos mejor preparados para el futuro. Pronto volveremos a las oficinas y nuevos desafíos se nos presentarán, no solo relacionados con las condiciones de trabajo sino también con la carga laboral que nos espera. El COVID-19 nos ha agregado trabajo y requiere acciones rápidas sin descuidar lo que ya estaba planeado.

Mantenemos la firme esperanza que la crisis socio económica generada por esta pandemia se convertirá en una excelente oportunidad para que se den cambios a todo nivel, personal, social, económico, político y cultural.

Desde las Américas expresamos nuestra solidaridad con todos los infectados y afectados y enviamos el pésame a aquellos que han perdido a sus seres queridos. Cuidémonos todos para salir juntos de esta crisis y para convertirla en una oportunidad para un gran cambio.

 

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *